Una App para la Belleza

La belleza es una fuente de inspiración y también un magnífico negocio. No sólo es acerca de hacer que hombres y mujeres luzcan lo mejor posible, sino que se trata de mantener toda una maquinaria muy bien aceitada y funcionando.

La tecnología se presta muy bien para ser el portavoz de la industria de la belleza, bienestar y la salud, a través de la digitalización, pues la pandemia demostró que se requieren de nuevas formas y caminos para prosperar.

México se ha subido muy bien al tren de la tecnología y de las empresas que se dedican a proveer de bienes y servicios con un sólo click.

Los usuarios tienen a disposición a clínicas, médicos y centros de belleza de formas que van más allá de las tradicionales, por su parte, las empresas de este rubro tienen en la digitalización la opción de incrementar sus ventas a través del análisis de datos, campañas dirigidas de marketing y la cercanía con los clientes por medio de múltiples medios digitales.

Este modelo ha funcionado muy bien en España, y ahora llega a México a través de Flowww, quien considera el mercado nacional como uno de los más importantes.

“México, es un mercado muy interesante por su dimensión y el proceso de digitalización que está viviendo el sector tras la pandemia, lo cual lo hace una oportunidad única.

Además, su ubicación estratégica en Norte América nos permitirá montar la estructura necesaria para continuar la expansión en LATAM y posteriormente en EEUU”, dijo su Country Manager, Juan Hernández, quien pondera las ventajas competitivas que se ofrecen desde el territorio nacional para las grandes compañías de tecnología.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prev
Whatsapp, una evolución retro

Whatsapp, una evolución retro

La tecnología parece siempre ir hacia adelante, pero en ocasiones, pareciera que

Next
FMI: Economía mundial enfrenta el menor crecimiento desde 1990.

FMI: Economía mundial enfrenta el menor crecimiento desde 1990.

La economía global se espera que crezca aproximadamente al 3% en los próximos